Nueva Agenda Urbana

La Nueva Agenda Urbana (NAU) es una guía útil para ubicar los esfuerzos en materia de desarrollo de las ciudades para una extensa gama de actores en el plazo de los próximos 20 años.

Busca promover ciudades más incluyentes, compactas y conectadas mediante la planificación y el diseño urbano, la gobernanza, la legislación urbana y la economía urbana, así como crear un vínculo entre urbanización y desarrollo.

Antecedentes

En 1976, la Asamblea General de las Naciones Unidas convocó a la Primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Asentamientos Humanos, Hábitat I en Vancouver, Canadá. Esta conferencia se desarrolló en el marco de un cambio en la demografía global, llamando la atención sobre las consecuencias de la rápida urbanización, en especial dentro de los países en desarrollo. El ojo se puso sobre la necesidad de impulsar, fomentar y crear asentamientos humanos que fueran sostenibles.

Posteriormente, en 1996, se realizó la Segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre Asentamientos Humanos, Hábitat II en Estambul, Turquía. Durante esta reunión se reafirmaron los compromisos y las prioridades que se asumieron durante Hábitat I y adoptando la “Agenda Hábitat” como un plan de acción de alcance global para asegurar vivienda adecuada para todos. También se reconoció, nuevamente, el rol tan importante de los asentamientos humanos sostenibles en el marco de un mundo cada vez más urbanizado.

Hábitat III

En el año 2016, en la ciudad de Quito, Ecuador tuvo lugar la Tercer Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Hábitat III para reafirmar los compromisos globales que logren un desarrollo urbano, así como una urbanización sostenible. La innovación en esta conferencia fue que la visión también incluyó un enfoque para implementarse junto con una nueva agenda urbana.

La adopción de la Nueva Agenda Urbana fue el resultado principal. Esta Agenda se enfoca en el desarrollo de ciudades y de asentamientos humanos por los próximos 20 años. Es una estrategia que busca orientar las políticas, proyectos, programas y acciones hacia el desarrollo urbano sostenible.

Se puede tomar a la NAU como una hoja de ruta para transformar y construir los asentamientos humanos como espacios prósperos, culturales, de bienestar social y que protejan al medio ambiente. Se busca que las ciudades sean la fuente de solución a problemas a los que el mundo se está enfrentando actualmente y no el problema per se.

Si las ciudades se encuentran bien planificadas y gestionadas, entonces pueden ser, junto con los asentamientos humanos, un instrumento eficiente y eficaz para alcanzar el desarrollo sostenible, no sólo en los países desarrollados sino también en los países en desarrollo.

La NAU representa un ideal común para lograr un futuro mejor y más sostenible. Presenta un cambio de paradigma basado en la ciencia de las ciudades pues establece normas y principios para la planificación, construcción, desarrollo, gestión y mejora de las zonas urbanas bajo el criterio de los cinco pilares de aplicación:

  1. Políticas urbanas nacionales
  2. Legislación y normativas urbanas
  3. Planificación y diseño urbano
  4. Economía local
  5. Finanzas municipales e implementación local

Se busca que este ideal se realice de manera conjunta en todos los niveles de gobierno, las organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, agrupaciones, entre otros actores.