Reseña del informe “Panorama Social de América Latina 2014” de la CEPAL

Por: Eduardo Eguiarte

En el Panorama Social de América Latina, 2014, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presenta, en seis capítulos, las mediciones de la pobreza por ingresos y analiza la pobreza desde una perspectiva multidimensional, en la que se considera no sólo la dimensión monetaria, sino también las privaciones en materia de empleo y protección social, así como el rezago escolar. A partir de la aplicación de estos dos enfoques a los datos sobre los países de la región, la CEPAL refuerza la idea de que la pobreza persiste como un fenómeno estructural que caracteriza a las sociedades latinoamericanas.

La cooperación internacional: perspectivas y desafíos en el contexto post crisis

Por: Andrea del Pilar Naranjo Morales

La construcción de un mundo global, en donde se desdibujan las fronteras territoriales, ha permitido evidenciar que junto con la compartición eficiente de información y la velocidad de la comunicación se aparejan las necesidades, desigualdades y los abismos de desarrollo. Esto hace imprescindible repensar la labor de la cooperación asistencialista hacia un modelo de corresponsabilidad que no limite los beneficios a algunos Estados, ni se circunscriba al mero traslado de cantidades dinerarias sobre proyectos impuestos, menos aun cuando las carencias y los perjuicios a mediano y largo plazo serán sufridos de manera universal, sin distingos de ubicación o de origen.

México y Japón frente a la transformación emergente del Sistema de Cooperación Internacional para el Desarrollo

Por: Liliana Cruz

El presente trabajo es una investigación referente a la transformación emergente del sistema de cooperación internacional para el desarrollo, misma que se ha construido a partir de cinco grandes foros: Roma 2003, París 2005, Accra 2008, Busan 2011 y México 2014. De estos han emanado nuevos lineamientos para lograr la eficacia de la ayuda al desarrollo.

Para mostrar cómo se han implantado estos nuevos lineamientos, se seleccionó a los países de México y Japón, en primer lugar porque ambos juegan un papel determinante en el sistema de CID, Japón como uno de los principales países donantes y México por fungir como un actor de naturaleza dual, es decir, ser oferente y receptor de cooperación, quien presenta una mayor participación y relevancia en el sistema de CID; y en segundo lugar, ambos países muestran acciones contrarias en la instauración de los lineamientos, Japón con planes seriamente específicos y concretos, y México con acciones insuficientes para implantar estos en su política; al final se observará que ambos han reaccionado ante la transformación de la CID, ya sea puntual o tardíamente, pero es notorio que ambos desean hacer de la CID una herramienta más eficiente tanto para lograr objetivos comunes, como para seguir obteniendo objetivos particulares.