Reseña: Informe de Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2017

Por: Victoria Aguilar

El pasado 26 de marzo del presente año se llevó a cabo, en la Secretaría de Relaciones Exteriores en la Ciudad de México, la presentación del décimo informe de la Secretaría General Iberoamericana acerca de la Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica. El panel estuvo presidido por la Secretaria General Iberoamericana (SEGIB), Rebeca Grynspan y el Director Ejecutivo de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) , Agustín García López.

¿Qué es la Secretaría General Iberoamericana?

Es un organismo internacional de apoyo para los 22 países que conforman la región de Iberoamérica. De estos países, 19 pertenecen a América Latina y se caracterizan por ser de lengua castellana y portuguesa mientras que los tres restantes corresponden al área de la Península Ibérica: España, Portugal y Andorra.
La SEGIB surge en el año 2003 con un objetivo: dar apoyo permanente a los 22 países miembros que participan . Con su creación se pudo dar un seguimiento más preciso y profundo a los acuerdos que los países habían tenido anteriormente. Actualmente la dirección de la SEGIB está a cargo de la Doctora Rebeca Grynspan, siendo la primera mujer en ocupar el cargo de Secretaria General.
Entre sus objetivos más importantes están: Fortalecer a la Comunidad Iberoamericana; promover vínculos de diversos tipos e implementar y fortalecer la cooperación sur-sur.
Algunas de las actividades que realiza son: apoyo a la organización de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno; dan cumplimiento a sus mandatos; y más importante, impulsan la Cooperación Iberoamericana principalmente en ámbitos como educación, cohesión social y cultura.
Su principal aportación reside en fortalecer un espacio de diálogo entre los países iberoamericanos al mismo tiempo que funge como una plataforma de afinidad, trabajo, seguimiento y de acuerdos.

El Informe de Cooperación Sur-Sur, ¿Qué es?

Es un documento que se publica cada año en el cual se recogen, sistematizan y se analizan los datos que los países iberoamericanos reportan acerca de la Cooperación Sur-Sur que llevan a cabo a nivel oficial entre sí y con otras regiones en el mundo.
Se ha elaborado desde el 2007 y como característica principal, dicho informe en un instrumento único en su tipo para una región en desarrollo. El informe 2017 se convierte así en ser el décimo en ser publicado.
Su producción es un trabajo en conjunto entre los países iberoamericanos (a través de sus Agencias y Direcciones Generales de Cooperación), el Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur (PIFCSS) y la SEGIB.

Resultados por capítulo

Capítulo I. Hacia los 40 años del Plan de Acción de Buenos Aires: Perspectivas renovadas para la Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica

En este primer apartado se realiza un análisis que contrapone el PABA con el contexto actual en el marco de la Agenda 2030. Muestra la vigencia de dicho documento como un importante referente en materia de cooperación al desarrollo para las estrategias de gobiernos, organismos regionales y de las Naciones Unidas.
La reflexión que se hace va en torno a la Cooperación Sur-Sur a distintos niveles (nacional, regional e interregional), a la profundización de los retos y desafíos así como en las potencialidades de la CSS y de la Cooperación Triangular en la conquista de la Agenda 2030.
Entre las potencialidades destaca la CSS como un medio efectivo de implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En cuanto a las perspectivas y los desafíos se encuentran:
Fomentar un Sistema Internacional de cooperación que genere incentivos constantes para el desarrollo sostenible.
Establecer un marco estratégico para la promoción de la CSS y la Cooperación Triangular en ciencia, tecnología e innovación.
Promover el diálogo entre la CSS y la Cooperación tradicional mediante la Cooperación Triangular.
Fomentar la articulación y coordinación regional para la promoción de la CSS y la Cooperación Triangular en la implementación de la Agenda 2030.
Promover la CSS descentralizada.
Promover la conformación de alianzas multiactor en el marco de programas y acciones de CSS y Cooperación Triangular.
Genera sistemas de datos para sistematizar y valorar la CSS y la Cooperación Triangular.

Capítulo II. Iberoamérica y la Cooperación Sur-Sur Bilateral

En esta sección se exponen los 721 proyectos y las 155 acciones de CSS Bilateral que los 19 países de América Latina intercambiaron entre sí en el año 2015. Se destaca que siete países fueron responsables del 90% de los proyectos llevados a cabo siendo la distribución como se presenta a continuación:

Fuente: elaboración propia con datos del Informe de Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2017

La totalidad de los países latinoamericanos fueron receptores de proyectos de CSS Bilateral, destacando El Salvador, como principal receptor con 98 proyectos (13.6% del total), seguido de Bolivia con 68 proyectos (9.4%) y Argentina con 57 proyectos (7.9%).

En cuanto a los proyectos, más de 250 (un 40.1% de total) se enfocaron en propósitos en el ámbito económico, principalmente encaminados al fortalecimiento de los sectores productivos. Aproximadamente 215 proyectos enfocados en la mejora del bienestar social.

Un 15% de los 721 proyectos fueron para el fortalecimiento de las instituciones de gobierno y de la sociedad civil. El 11.6% restante fueron proyectos orientados a rubros como el medio ambiente y otras actividades (por ejemplo, a la cultura).

Capítulo III. La Cooperación Triangular en Iberoamérica

Este capítulo se centra en los 94 proyectos y las 65 acciones ejecutadas en 2015. Se expone que doce de los 19 países latinos tuvieron el rol de primer oferente, en tanto que fueron cuatro países los principales responsables de cumplir tres de cada cuatro del total de los 94 proyectos:

Fuente: elaboración propia con datos del Informe de Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2017

Así mismo, más de una veintena de actores apoyaron financiera, técnica e institucionalmente la Cooperación Triangular en 2015. En el rol de segundo oferente destacaron Alemania, España, Japón y Estados Unidos, así como organismos multilaterales del sistema de Naciones Unidas tales como Bancos de Desarrollo y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Por último, en el rol de receptor destacaron los Estados de Paraguay y El Salvador quienes en conjunto fueron receptores del 23.4% del total de proyectos de cooperación, le siguieron Guatemala con un 9.6% y Honduras con 8.5% del total.

Capítulo IV. Iberoamérica y la Cooperación Sur-Sur Regional

Este título analiza los 44 programas y los 57 proyectos de CSS Regional que se llevaron a cabo en 2015:

Destaca México como el país que participó en un mayor número de iniciativas (68 en total), siguiéndole Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica y Perú que en conjunto participaron en entre 50 y 60 iniciativas.

A la vez, los organismos multilaterales participaron en 89 de las 101 iniciativas, entre éstos incidieron mayormente los organismos iberoamericanos con 26 proyectos, la Organización Internacional para la Energía Atómica (OIEA) con su Programa ARCAL (Acuerdo Regional de Cooperación para la Promoción de la Ciencia y Tecnología Nucleares en América Latina y el Caribe) con 13 proyectos y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el MERCOSUR con 10 proyectos.

Capítulo V. Iberoamérica y la Cooperación Sur-Sur con otras regiones en desarrollo

Este último capítulo hace un estudio de cerca de 400 iniciativas de CSS que la región de Iberoamérica impulsó a lo largo del 2015. Cabe mencionar que no todos los países miembros reportaron datos en este rubro.

Cerca del 90% (es decir, 330) de las iniciativas fueron intercambios de CSS Bilateral mientras que el resto fueron iniciativas de Cooperación Triangular (21 iniciativas del total) y de CSS regional (27 iniciativas).

Consideraciones finales

Cerca del 60% de los proyectos de Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica contribuyen al cumplimiento de los ODS. La cooperación de los países pertenecientes a esta región está cada vez más alineada con la Agenda 2030.

México es el país que destaca como segundo oferente dentro de la región, así mismo, su participación en la CSS aumentó en un 60% en la última década.

Este reporte con su contenido demuestra el liderazgo de la región en la colaboración internacional y así como también apuesta en gran medida por la integración regional. Se da en un contexto de fragmentación internacional en donde la región se muestra como un territorio de paz. El informe destaca los hechos y las acciones que se confeccionaron en el 2015, donde los países iberoamericanos propusieron cerca de 1500 iniciativas de cooperación y participaron en 378 proyectos con otras naciones.

Por su parte, la AMEXCID, con el Director Ejecutivo Agustín García, destacó como fundamental la cooperación entre los países iberoamericanos para enfrentar los problemas de desarrollo.

Con su décima edición, este informe demuestra la capacidad de sistematización que tiene la región para llevar un control de las acciones que se llevan a cabo en materia de cooperación internacional, así como también este instrumento permite visualizar los retos y desafíos que aún se deben enfrentar. Cabe destacar que la mayoría de estos proyectos y programas se enfocan en trabajar por la Agenda 2030 y por los ODS en donde están siendo cada vez más importantes las labores que desempeñan los países latinoamericanos.

Fuentes de información:

Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo. México. 2018. [En línea] URL: https://www.gob.mx/amexcid.

Secretaría General Iberoamericana. Informe de Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2017. México. 2018. [En línea] URL: http://www.informesursur.org/.

Secretaría General Iberoamericana. Quiénes somos. SEGIB. México. 2018. [En línea] URL: https://www.segib.org/quienes-somos/.